jueves, 26 de enero de 2012


EL PORQUÉ DEL APELATIVO «BIBLIA DEL OSO»



¿Apiarius o Guarinus?

el impresor final de la «Biblia del oso».

¿Por qué un oso?

           
Un impresor llamado Oporino (Johannes Herbts "Oporinus" 1507 - 1568) es el primer encargado de la impresión. Fallece en la ruina y con una cantidad de dinero ya en su poder, adelantada por Casiodoro para sufragar los gastos de la impresión de esta Biblia del oso.


El malogrado impresor Johannes Oporinus


¿A qué impresor se le encomendó entonces el trabajo?


Escudo tipográfico de Thomas Guarin


La respuesta la hallamos en una carta escrita al Consejo de la Ciudad de Basilea demandando la devolución esa cantidad adelantada a Oporino donde se cita un nombre: Thomas Guarin[1].




Guarín es pues el impresor al que, o bien Oporino habría ya subcontratado el trabajo de la impresión de la «Biblia del Oso» (antes de la venta de su taller de impresión), o bien al que le habría trasladado Oporino la concesión de la impresión después de la venta. Ante la escasez de informaciones al respecto, no descartamos tampoco que fuese el mismo Casiodoro quien, habiendo fallado Oporino ‒ y parece que teniendo muy buena opinión de Thomas Guarin ‒, le contactase directamente para asumir la impresión en proceso[2].

Casiodoro de Reina


El impresor Thomas Guarin[3] o (Guérin) procedía de Tournay, (Hautes Pyrénées, Francia). En 1529 había abandonado su ciudad natal por razones religiosas, fijando inicialmente su residencia en Lyon. Allí ejerció como librero. Es en 1557 cuando se traslada a Basilea y se casa allí con la hija del impresor Isingrin. En Basilea se establece también él como impresor a pequeña escala, siguiendo los pasos de su suegro y tomando como escudo tipográfico el que había sido el logotipo de éste, una hoja de palma, acompañada de la divisa Palma Gvar., en lugar de la anterior Palma Ising., enmarcada ahora en un cartucho de forma elíptica[4].  




¿Dónde está la marca tipográfica de Thomas Guarin?

Una inevitable pregunta es, si Guarin es el impresor ¿por qué entonces no figura su escudo tipográfico en la portada de la impresión? De hecho esta ausencia de la palma guariniana en la portada de la «Biblia del oso» hizo dudar, en un tiempo de la autoría de este impresor.

Escudo tip. de los Apiarius

En efecto, en la portada de la «Biblia del oso» no aparece la palma de Guarin sino el emblema de los Biener, más conocidos por su nombre de impresores ‒ tanto el padre como el hijo‒, de Apiarius. De hecho la popular designación de esta traducción como la «Biblia del oso», tiene precisamente su origen en este emblema, el escudo que Samuel Biener[5] había heredado de su padre Matias (cuyo taller se localiza primero en Estrasburgo y luego en Berna, a partir de 1537), y que se había establecido en Basilea en el año 1566, tras la muerte de su padre en 1554[6]. Fue en 1564 cuando Samuel hubo de abandonar Berna a causa de varios conflictos para venir a Basilea, habiendo intentado antes establecerse en Slothurn. En Basilea se dedica principalmente a imprimir pequeños panfletos y a menudo acepta trabajos como subcontrata, llegando a trabajar incluso en otros talleres de impresión, lo que aquí no descartamos.


En el emblema de los Apiarius aparece un oso. Este oso ha sido identificado como una alusión a la ciudad de Berna, cuyas armas cargan una banda de oro con un oso de sable pasante en campo de gules.


Armas de la ciudad de Berna

La razón de su presencia no es otra que la similitud fonética del nombre de la ciudad «Bern», y la pronunciación de «Bär» (oso) en alemán.

Escudo tipográfico Mattiam Apiarium

 En torno a la colmena aparecen una serie de pájaros y arañas que parecen amenazar la tarea de las laboriosas abejas. El significado de esta evocadora imagen parece ser doble. Por una parte, las abejas representarían las dificultades del impresor Apiarius, ante los numerosos obstáculos a los que debe enfrentarse en su trabajo. Además recordemos que el apellido «Biener» significa «abeja» en alemán. 
Escudo tipográfico de Apiarius


Apiarius no sería sino una latinización del apellido alemán del impresor, una práctica al parecer bastante común en la época. Por otra parte, con los pájaros y las tenebrosas arañas se representan los enemigos de la Escritura, empecinados en dificultar la «sacra» labor de las abejas mieliferas.

En el trasfondo de la imagen parecen latir los textos bíblicos que identifican la miel con la Sagrada Escritura, como son Ezequiel 3,3: «y me dijo: Hijo de hombre, alimenta tu vientre, y llena tus entrañas de este rollo que Yo te doy. Y lo comí, y fue en mis entrañas dulce como la miel»; el Salmo 119, 103: «Cuán dulces son a mi paladar. Más que la miel a mi boca» o la cita del Apocalípsis, Ap 10,9: «tomé el librito de la mano del ángel y lo devoré, y fue en mi boca dulce como la miel; y cuando lo comí me amargó las entrañas».


Ciertamente este escudo tipográfico, que parece que Samuel Apiarius ya no utilizaba, ofrecía un perfecto compendio iconográfico de las dificultades por las que serpenteaba el tortuoso sendero de la traducción de Reina. A tenor de las explicaciones anteriores, es fácil suponer que Casiodoro encontrase especialmente atractivo este grabado. Con toda probabilidad había podido haberlo visto en la portada del Comentario al profeta Ezequiel de Johannes Oecolampadius (1482–1531), editado por Mathias Apiarius en Estrasburgo en 1534[7]. En él podía ver plenamente plasmada la dureza de los obstáculos enfrentados en su labor traductora.

Otro escudo tipográfico de Oporino

No hemos de descartar tampoco como hipótesis plausible el hecho de que puede que Guarin no utilizase su escudo tipográfico, a la hora de editar una traducción que consideraba calvinista, por el deseo de no ser identificado con una u otra confesión, en aras de la buena marcha de su negocio. Toda prudencia era poca en un momento tan agitado en materia religiosa, como era aquel en que se vivía[8]. Además, como ya señalaba Adolf Fluri, no sería éste el único caso en que los Apiarius trabajaban para otros talleres[9]. Por otra parte, el que Apiarius hijo no utilizase ya ese escudo tipográfico, sería también muy comprensible en razón de su simbolismo: si el oso representaba a Berna, donde su padre había iniciado su labor impresora, la imagen ya era incongruente con la nueva localización de su actual actividad en Basilea[10].


Impresores de Basilea

Así pues, pensamos que Apiarius (cuya minúscula imprenta trabajaba más bien en obras menores) sería en todo caso la mano de obra que imprime esta «Biblia del Oso» para Guarinus[11], a quien Casiodoro hizo un pago final por la suma de trescientos escudos, de la impresión de 2.600 ejemplares y no ya 900 como en el anterior contrato con Oporino. Estos 300 escudos vendrían a asumarse a las cantidades  previamente entregadas, pues si Oporino por 900 ejemplares cobraba 500 escudos, por casi el triple de esa cantidad Guarín había de percibir, en buena lógica, la proporción monetaria correspondiente.


Oporino, el primer impresor fallido
Que Guarín fue el impresor oficial de la «Biblia del oso» es un dato que no admite discusión pues, de la propia mano de Casiodoro, tenemos la confirmación en la dedicatoria autógrafa del ejemplar regalado a la Universidad de Basilea:

            Cassiodorus Reinius Hispanus Hispalens. Inclytae huis Academiae alũnus, huis sacrorũ  librorũ versionis Hispanicae autor, quam per integrum deceñium elaborauit, et auxilio pietissimorũ ministrorũ huis Ecclesiae Basilsis ex decreto prudentiss. Senatus typis ab honesto viro Thoma Guarino cive Basilsiexcusam demum emisit in lucem, in perpetuũ gratitudinis et observantiae monumentum hunc librum inclytae huic Academiae supplex dicabat. Ann. 1570,. Mens. Jun. Cass. R. Quum sedero in tenebris, Jehoua lux mea est. Mich. 6[12].


Por otra parte, en un catálogo que Guarin imprimió con motivo de la feria del libro de Frankfort de 1578, aparecía mencionada una Biblia in Hispanicam linguam traducta, aludiendo con toda probabilidad a esta «Biblia del oso» de Casiodoro de Reina[13].



[1] Bitt Cassiodori Reimii [sic] aus Hispanien wegen Drucking einer Spanischen Bibel, Archivos de la ciudad de Basilea, Handel und Gewerbe JJJ I. Véase Adolf Fluri, Die Bärenbibel: Cassiodoro de Reinas spanische Bibelübersetzung gedruckt zu Basel 1569, Gutembergmuseum, separata (1923), 22-23. La petición no es autógrafa de Casiodoro de Reina, como ya hace notar Gordon Kinder, e incluso hay un error de grafía, Reimii por Reinii; A. Gordon Kinder, Casiodoro de Reina, 52.
[2] Gilly afirma al respecto que se ha dado por sentado que la impresión se realizó en los talleres de Apiarius, para Thomas Guarin: «Es ist bisher als selbstverständlich angenommen worden, daß der Drucker spanischen Bibel in der Werkstatt des Apiarius, jedoch auf Kosten im Auftrag Guarins erfolgt sei»; Carlos Gilly, Spanien und der Basler Buchdruck bis 1600, nota 455, 393.
[3] Thomas Guarin (1529-1952). Impresor activo en Lyon (1549-1556) y Basilea (1557-1592). Su nombre aparece con distintas variantes: Thomas Garin, Thomas Guarinus, Thomas, Guérin. Natural de Tournay, Bélgica, abandonó su ciudad paterna y marchó a Lyon, donde ejerció primero como librero. Estuvo activo en esa ciudad entre 1549 y 1556, donde se le conocía como el «mercader alemán». El 3 de noviembre de 1557 pasó a ser ciudadano de Basilea y, ese mismo año, de Safran. A Basilea tuvo que exiliarse por motivos religiosos. Se casa con Elisabeth, una hija del impresor Michael Isengrin, a quien sucede en 1567. Tomó, al principio junto con la viuda, la dirección de la Oficina Isengrinsiense. Realizó bajo su sello tipográfico notables impresiones, de las que las más significativas son la «Biblia del Oso», objeto de esta tesis (1569), y la edición de la Vulgata, con planchas de madera de Tobías Stimmer (1580). Al estar su marca tipográfica – una palmera cargada de frutos con el lema Palma Guarin –, ausente de la portada de la Biblia de Reina, se dudó en un tiempo de que ésta hubiese salido de su taller; Véase F. F. J. Lecouvet-Garin, Thomas Guarin, Tournaisien, imprimeur à Bale, au XVI siècle, (Gand, 1838), 12-13; C.H. Timperley, A Dictionnary of Printers and Printing, with the progress of Literature ancient and modern, 352-353.
[4] Thomas Guarin abre su taller en la calle llamada Zur Kronen («de la Corona») en el siglo XVI, que se correspondería con la posteriormente denominada Zur Mücke («de los mosquitos») del  número 45 de la Freistrasse de Basilea; Charles Willian Heckethorn, The Printers of Basle in the XV. & XVI. Centuries, Their Biographies, Printed Books and Devices, 197. 
[5] Adolf Fluri, 'Samuel Apiarius, der erste Buchdruckerin Basel (1566-1590)', en NBT (Neues Berner Taschenbuch) 1898, 217-228.
[6] Mathias Biener o Mathias Apiarius, el padre, es un impresor de origen bávaro nacido en Berchingen. En 1537, llegó de Berna a Estrasburgo para continuar con su labor de impresor en el Aare. Aunque se especializó en la impresión musical, no se limitó únicamente a este campo. A su muerte, en 1554,  sus hijos Samuel y Sigfrid asumieron los negocios familiares, Samuel en la imprenta y Sigfrid en la venta de libros. En 1564, probablemente por una causa juidicial en torno a sus deudas, Samuel ha de abandonar la ciudad de Estrasburgo y se traslada a Basilea, después de un breve periodo en Solothurn (1565-1566). Muere en Basilea en 1590.  También Gordon Kinder  ha sugerido ver en su emblema tipográfico una alusión al oso del escudo de la ciudad de Berna. Si el oso en el escudo tipográfico procedía del período de Apiarius padre en su taller de  Berna, entenderíamos que éste fuese desechado por su hijo Samuel en la nueva etapa Basilense. Para Kinder, además, Apiarius sería una subcontrata de Guarin llevada a cabo en su propio taller o bien en el taller del comisionante; A. Gordon Kinder, Casiodoro de Reina, 52.
[7] Johannes Oecolampadius, In prophetam Ezequielem commentarius, Argentorati [Estrasburgo] apud Matthiam Apiarium, Anno m.d.xxxiiii.
[8] F. F. J. Lecouvet-Garin, Thomas Guarin, Tournaisien, imprimeur à Bale, au XVI siècle, 5.
[9] Adolf Fluri nos ofrece ejemplos de esta práctica, y ejemplifica con otro caso similar de Samuel Apiarius en 1575; cf. Adolf Fluri, 'Die Bärenbibel, Cassiodoro de Reinas spanische Bibelüberzetzung, gedruck zu Basel 1569', Gutembergmuseum, separata (Berna 1923), 10.
[10] Ya en el siglo xviii se había desechado la deducción errónea que se había hecho a partir de la marca de Apiarius, señalando Berna como el lugar de impresión de la «Biblia del oso», tal como lo recoge Pellicer y Saforcada; Pellicer y Saforcada, Juan Antonio, Ensayo de una biblioteca de traductores españoles, Madrid, Antonio de Sancha. 1778, 34-35.
[11] Es esta también la opinión de Adolf Fluri y de Gordon Kinder; cf. Adolf Fluri, 'Die Bärenbibel, Cassiodoro de Reinas spanische Bibelüberzetzung, gedruck zu Basel 1569', Gutembergmuseum, separata (Berna 1923), 9-10; cf. A. Gordon Kinder, Casiodoro de Reina, 52. En cambio, Carlos Gilly afirma, sin aportar mayor argumento, que Samuel Apiarius no tuvo nada que ver con la impresión y que en todo caso cedería o vendería su escudo tipográfico a Reyna para ser utilizado en la edición; cf. Carlos Gilly, Spanien und der Basler Buchdruck bis 1600, 393.
[12] Esta dedicación autográfa de Reina es recogida por Boehmer en la sección de documentos relativos a Casiodoro de Reina; cf. Edward Boehmer, Biblioteca Wiffeniana, vol. 2, 240.
[13] Nomenclatura librorum officinae Guarinianae, (Basilea 1578). Consultamos copia del original latino en la Kinder Collection, John Ryland´s Library, Manchester, Ms A25, 6.   





1 comentario:

  1. Gracia, Misericordia y Paz para TODOS
    Interesante articulo, aun no lo termino de leer, aun así quiero saluduarlos.

    ResponderEliminar